Esta modalidad de cobro de los derechos consolidados del PPA de CATALUNYACAIXA VIDA en forma de renta vitalicia inmediata tiene la ventaja “de que no consume el capital invertido, ofrece un tipo de interés garantizado para periodos renovables de 3, 5 o 10 años y mantiene el derecho de rescate en cualquier momento, sin perder la ventaja fiscal de la reducción del 40% sobre el importe correspondiente a las aportaciones efectuadas con anterioridad a 31/12/2006”, según se detalla.

Además, en caso de fallecimiento del titular, los beneficiarios del plan recibirían un capital, adicional al inicialmente aportado, del 2% de la prima inicial, con un máximo de 2.000 euros.

Esta fórmula de cobro “supone una ventaja frente al formato que era habitual hasta ahora en el mercado, el de renta temporal, ya que se garantiza el tipo de interés -durante el plazo elegido- y la preservación del capital; cosa que no ocurre con la modalidad de renta temporal, en la que se consume capital y cuya rentabilidad está en función del comportamiento de los mercados porque el capital continua invertido en el fondo”, se aclara.

Se trata de una modalidad de cobro de la prestación que está indicada, según apunta la entidad, para clientes de edades comprendidas entre la de su jubilación y hasta los 85 o 90 años y con un capital mínimo invertido de 12.000 euros en un PPA o plan de pensiones individual que, en base a alguna de las contingencias permitidas por la ley, puedan optar a cobrar la prestación y quieran hacerlo en forma de renta periódica pero sin que se reduzca el capital acumulado. En este sentido, existe la posibilidad de traspasar, en cualquier momento, los derechos consolidados de planes de pensiones a este PPA, sin penalización ni coste alguno, para acceder a esta fórmula de cobro.

Por lo que se refiere a la fiscalidad aplicable a este producto, se destaca que la cantidad aportada a un PPA se puede deducir de la base imponible del IRPF, con un máximo del 30% de la suma de los rendimientos netos de trabajo y actividades económicas (50% para contribuyentes de más de 50 años) y siempre que no supere el límite de aportación anual que es de 10.000 euros anuales para los partícipes de hasta 50 años, y de hasta 12.500 euros para partícipes de más de 50 años.

En cuanto a la prestación en forma de renta vitalicia inmediata, ésta tiene el mismo trato fiscal que las otras formas de prestación de PPA y de planes de pensiones, esto es como rendimiento de trabajo, integrable en la base imponible general del impuesto.

Para conocer más datos de este producto, pinche aquí.

COMPARTIR