Entre otras ventajas, ha aumentado los riesgos que pueden ser suscritos de forma online y ha mejorado la lógica de preguntas y respuestas que deciden si el riesgo es o no asegurable y que, en su caso, tarifican en base a las respuestas aportadas. Igualmente, se deja a la elección de los mediadores las franquicias de aplicación, pudiendo elevarlas o reducirlas según el riesgo asegurable y las necesidades del asegurado. También se han realizado cambios en el diseño e impresión de pólizas para hacerlas más claras y comprensibles.

De forma simultánea, la aseguradora ha añadido a su catálogo en la Web del Mediador un nuevo producto de RC para consejeros y altos cargos, dirigido a las pequeñas y medianas empresas y en el que ha incorporado, según destaca, “las más amplias coberturas de esta modalidad de seguro a unas primas que son altamente competitivas. La sencillez de su contratación, la posibilidad de presentar proyectos y emitir la póliza directamente online, lo sitúan a la vanguardia en esta línea de negocio, acorde con el proceso de digitalización que está impulsando la compañía”.

La entidad recuerda igualmente que, a través de dicha Web del Mediador, comercializa un producto de RC Profesional para gabinetes, despachos y autónomos, que complementa la oferta para profesionales que viene ofreciendo desde hace más de 20 años

Noticias relacionadas

CASER renueva su web corporativa