En el acto, que tuvo como eje central el nuevo plan estratégico de la compañía en el que la mediación tradicional cobra especial relevancia, se detallaron aspectos como  la estructura territorial que recientemente se ha puesto en marcha. Esta nueva organización, se explica desde la entidad, le permitirá satisfacer aún más las necesidades de sus agentes y corredores, y por tanto de los asegurados, a través de la flexibilización de la gestión de productos y la búsqueda de la eficiencia en costes para ganar en competitividad.
 
El director del Negocio de Agentes y Corredores, Ignacio Martín, señaló que las cuatro direcciones territoriales creadas ya están trabajando para incrementar la distribución territorial, sobre todo agencial. “Esta nueva estructura –comentó- fomenta el liderazgo de la mediación tradicional, que tendrá más autonomía y traslada a estas nuevas direcciones territoriales competencias en funciones técnicas y administrativas, con un enfoque claramente comercial”.
 
Por su lado, el director general de CASER, Ignacio Eyries, afirmó que “la mediación cuenta con el apoyo de toda la compañía” e insistió en la necesidad de “consolidar juntos la apuesta por la red agencial, abordándola conscientes del nuevo y complicado entorno en el que hemos de trabajar”.