CASER ha constituido junto a Ibercaja, Caja España, Cajastur y Caixanova una UTE (Unión Temporal de Empresas), tras resultar adjudicataria del concurso de la gestión del pago de ayudas a los trabajadores que accedan a la prejubilación en el marco de los distintos Planes del Carbón. La aseguradora recuerda que dicha gestión “representa una actividad de especial calado social, ya que supone la gestión de más de 300 millones de euros anuales en ayudas para una media mensual de 9.600 trabajadores prejubilados de la minería privada del carbón en España”. León (40%), Asturias (20%), La Coruña (13%) y Teruel (11%) son las provincias donde se concentran la mayor parte de los pagos.

La duración del contrato es de dos años, prorrogable anualmente hasta otros dos años. El concurso lo convocó el Instituto para la Reestructuración de la Minería del Carbón y Desarrollo Alternativo de las Comarcas Mineras (IRMC), órgano autónomo del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio.