El seguro, que incluye asesoramiento jurídico y defensa legal en caso de un posible conflicto de intereses con el propietario, se presenta en tres modalidades (Esencial, Confortable y Superior), que se adaptan según las circunstancias de cada uno y, como destaca la compañía en su comunicado, viene a reforzar la apuesta de la entidad por la innovación, sumándose a otros productos que responden a nuevas necesidades de la sociedad española.

'Caser Inquilinamente' puede contratarse a precios muy ajustados, dado que está pensado exclusivamente para las necesidades del inquilino. Además, entre sus ventajas destaca que es un seguro que va con el cliente, es decir, si el inquilino cambia de casa el seguro le sigue protegiendo y, de igual manera, si decide dejar de vivir de alquiler, tiene la posibilidad de recuperar la prima no consumida.

Modalidades pensadas para todo

Sobre las modalidades existentes, se detalla que la modalidad 'Esencial', que se puede contratar desde 95 euros al año, ofrece responsabilidad civil frente a terceros, cobertura en caso de incendios, inundaciones, daños ocasionados por el agua y fenómenos atmosféricos, protección frente al propietario, gestión de la devolución de la fianza, asistencia 24 horas y hasta un 'manitas' que ayuda al cliente un par de veces al año con Bricocaser.

Para los que opten por la modalidad 'Confortable', se añade protección por robo, roturas de cristales, y el pago de hotel, restaurante y lavandería en el caso de que el inquilino tenga que marcharse de la vivienda por un siniestro que la hiciera inhabitable.

Finalmente, la modalidad 'Superior' ofrece la protección más completa ya que a lo anterior se añade otras ventajas como la reparación de electrodomésticos con Electrocaser, la asistencia informática remota y la recuperación de datos del ordenador.

La aseguradora señala que, en España, se estima que un 23,5% de la población, alrededor de tres millones de personas, reside en régimen de arrendamiento, según los últimos datos disponibles. En la actualidad, el propietario no tiene la obligación legal de tener un seguro y, en el caso de que lo tenga, este no suele cubrir al inquilino ni a sus pertenencias.

Noticias relacionadas

CASER abre dos nuevas agencias exclusivas en Tenerife

Ignacio Eyriès resalta el papel cada vez más relevante de la Mediación Profesional