CARDINAL SEGUROS es una sociedad liderada por miembros de la familia De Lima, que han estado vinculados tradicionalmente con el negocio de corretaje en ese sector de la economía, que también cuenta con el apoyo de ASSA COMPAÑÍA DE SEGUROS. En una entrevista con ‘La República’, el presidente de la compañía, Jose Miguel Otoya explicó la apuesta de la compañía, los procesos que llevan hasta el momento y las proyecciones con las que cuentan para crecer en el país.

“Somos una compañía que no especializamos específicamente en los riesgos inherentes a la contratación de bienes y servicios, con el fin de apoyar el desarrollo de una economía, donde el gran contratante, que es el Estado, tenga las garantías necesarias. Sin embargo, también trabajamos con otros segmentos”, explicó Otoya sobre la apuesta que tendrá en el mercado colombiano.

Además, adelantó que “trabajaremos con tres mercados objetivos en donde está las garantías requeridas en la contratación estatal, las garantías entre la contratación entre particulares y las garantías en lo que tiene que ver con los trámites ante autoridades y entes de control para obtención de permisos y licencias que son las garantías que exige la Dian o la Aeronáutica Civil. Sin olvidar los seguros de responsabilidad civil”.

EL RETO VIENE DE LA MANO DE LA LIBERACIÓN DEL MERCADO

“La actividad aseguradora tiene un reto muy grande con la consolidación de la internacionalización de la economía colombiana con los TLC, los cuales traerán la liberación del mercado asegurador el 15 de julio de 2013, para lo que consideramos que el sector está a la altura de cualquier sector asegurador, de hecho tiene una posición relevante en términos regionales”, auspició el presidente de CARDINAL SEGUROS. Por ello, agregó “tenemos unos socios de negocios naturales, que son quienes asesoran a las personas, como los agentes y corredoras, en donde consolidamos una relación estrecha que nos lleva a tener 40 contratos de vinculación y nos prepara para este proceso”.

En cuanto a las proyecciones del mercado, subrayó que “si consideramos las proyecciones que tenemos sobre el mercado al cierre de 2012 tendremos alrededor de 2.500 afiliados, donde creemos que podremos alcanzar ventas por 7.674 millones (4,3 millones de dólares) en producción de primas de riesgos de contratación de bienes y servicios y 1.586 millones (9 millones de dólares) más en las del segmento de responsabilidad civil. Lo cual, contamos nos lleve a obtener el 1% de participación del mercado asegurador en el primer año y dentro de 5 años pueda posicionarnos en 3% del mercado.

COMPARTIR