Cuando un vehículo genera datos que pueden rastrearse hasta su propietario/conductor, estos datos deben tratarse como datos personales de acuerdo con el Reglamento general de protección de datos de la UE. Por lo tanto, deben ser los conductores quienes decidan quién puede acceder a estos datos y con qué propósito. Sin embargo, los fabricantes de vehículos están desarrollando actualmente sistemas para acceder a los datos de los vehículos, lo que significa que ellos -en lugar de los conductores- controlarían el flujo de datos.

Por lo tanto, la campaña 'Data4Drivers', que cuenta con el apoyo de Insurance Europe y AMICE, ha lanzado una petición en la que pide a los responsables políticos de la UE que adopten medidas legislativas para garantizar que cualquier solución tecnológica para acceder a los datos del vehículo permita a los conductores decidir con quién comparten sus datos. Los conductores sólo podrán hacerlo si la solución tecnológica pone en pie de igualdad a todas las partes interesadas, incluidos los fabricantes de vehículos.

"La fabricación de un vehículo y la responsabilidad de su funcionamiento seguro no justifica eludir a los conductores para que se conviertan en la puerta de entrada a los datos de su vehículo. Pedimos a los conductores que firmen esta importante petición para hacer hincapié en la necesidad de que la UE adopte medidas legislativas para garantizar que los conductores permanezcan en el asiento del conductor en relación con sus datos a bordo de los vehículos", aclama la campaña.

Puede firmar la petición y averiguar qué organizaciones apoyan la campaña aquí.