Así, desde el conocimiento que le han aportado esos años, se ha planteado como prioridad para su nuevo mandato “mejorar la competitividad de las empresas de Mediación”. “Hay problemas importantes en las cuentas de resultados, tanto de agentes como de corredores. Aquí hemos hecho una apuesta con el centro de estudios de lanzar un macroproyecto de lo que es el plan estratégico a medio plazo. Estamos en la primera fase de las tres que tiene el plan. Estoy bastante esperanzado de que sea un proyecto potente, consistente, que dé, de por sí, soluciones a las empresas de Mediación. Con el plan de competitividad englobaríamos también las relaciones latinoamericanas. Estamos hablando de empresas pequeñas y medianas que se van a Latinoamérica, y que están aseguradas por mediadores no tan grandes y pequeños de España, y es importante poder seguir a los clientes. Es ahí donde queremos ayudar a los mediadores a seguir a sus clientes a Latinoamérica con los contactos que tenemos: ICEX, COPAPROSE, las embajadas...”, desvela.

Las fusiones de Colegios también se encuentra entre los objetivos que se ha fijado, ya hay una que está funcionando muy bien- la del Colegio de Córdoba y el de Sevilla- y si se cumplen las previsiones en “unos meses habrá dos fusiones” nuevas. “No lo puedo adelantar porque hay que respetar las asambleas. También hay que destacar la colaboración entre Colegios, que es un ámbito muy importante que vamos a potenciar. Por ejemplo, Castilla y León es una zona en la que se puede trabajar mucho en un ámbito de colaboración colegial, y creo que lo están enfocando muy bien”.

No faltará dedicación a uno de los temas que más les preocupa: la bancaseguros. “Pienso que en el tema de la banca no hemos profundizado, que nos quedamos en la parte superficial del problema. Nos conformamos con que el defensor del pueblo nos dé la razón sobre que a veces se coacciona, sobre que la bancaseguro se pasa, pero nos quedamos ahí. Es un éxito relativo. Pienso que hay dos o tres cuestiones que nos pueden ayudar”.

Asimismo, apunta que en lo relativo a la unificación de sistemas informáticos “vamos más lentos de lo que quisiéramos porque no es un tema fácil. Poner de acuerdo a todo el mundo es difícil. Pienso que en esto hemos esperado dos décadas y, por lo tanto, no debemos ponernos nerviosos. Vamos a terminarlo. Pido espíritu constructivo, paciencia. Nosotros somos parte del problema y de la solución. Las compañías pueden ayudar. Yo pediría calma ante las voces que dicen que esto no va. Soy partidario de que haya un lenguaje único porque, viendo un mercado que no va a crecer, la única solución que hay para sobrevivir es reducir costes, y una parte fundamental de esa reducción es un sistema homologado. Es una reducción de costes brutal para la Mediación. Poner piedras en el camino a una reducción de costes es una equivocación”.

Conozca 'Actualidad Aseguradora' y el resto de publicaciones que edita INESE