En esta edición, la jornada se celebró bajo el título ‘Los retos del Sistema de Pensiones y Previsión Social en el marco de la UE’ y tuvo tres partes diferenciadas. La primera se centró en conocer la realidad actual, seguida de una parte para analizar aspectos importantes como el ahorro, la fiscalidad o la rentabilidad, y concluyó con la tradicional mesa política con la presencia de varios diputados.

ESTRATEGIA GLOBAL URGENTE

Inició la jornada el consejero delegado de AXA ESPAÑA, Javier de Agustín, que destacó que “estamos en un momento en el que es más urgente que nunca el desarrollo y puesta en marcha de una estrategia global que adapte los sistemas de pensiones a las actuales y futuras circunstancias demográficas y económicas”. Señaló, además, que las reformas deberán introducir la opción de carreras laborales más largas, cerrar el ‘grifo’ de las jubilaciones anticipadas, la igualdad entre mujeres y hombres en la edad de jubilación y fomentar el desarrollo de los sistemas complementarios, entre otros aspectos.

A continuación, el presidente de Inverco, Mariano Rabadán, remarcó que nuestro país está lejos de otros países de la Unión Europea en cuanto al desarrollo de los planes de pensiones. Indicó que en el mundo hay 16 billones de euros en planes de pensiones, su mayoría provenientes de Estados Unidos y Canadá, y señaló que desde 2007 el patrimonio de los planes se ha estabilizado en España, afectado por la caída de rentabilidades y la crisis económica. Afirmó que en nuestro país los planes “solo suponen un 8% del PIB”, lo que nos convierte “en un país subdesarrollado” en este campo.

Pilar González de Frutos, presidenta de UNESPA, se lamentó, por su parte, de que el debate se siga planteando en los mismos términos de cuando había superávit. Indicó que estamos ante dos problemas claves (envejecimiento y crisis económica) y que aunque se solucione uno, si no se toman más medidas, tampoco se resolverá el problema. Apuntó a tres líneas de trabajo respecto al primer pilar para garantizar el sistema público de pensiones: transparencia, cálculo creíble de la sostenibilidad y un sistema automático de reequilibrio. Y concluyó: “Cualquier reforma, si no hay una concienciación previa de la situación real y de la problemática, no servirá de nada”.

La primera mesa se cerró con la directora general de Seguros y Fondos de Pensiones, Flavia Rodríguez-Ponga, quien indicó que a la Administración le preocupa la “vulnerabilidad de los planes de pensiones ante la crisis” por la volatilidad de los derechos de los partícipes y la escasa rentabilidad, además de la poca información, aunque matizó que no es cuestión de dar mucha, si no que la que se dé sea de calidad y entendible. También recordó que una de las medidas de desarrollo que está llevando a cabo el Gobierno es la consideración del embargo de la vivienda habitual como nuevo supuesto de liquidez excepcional de los planes de pensiones.

La segunda mesa versó sobre cuatro palabras claves: rentabilidad, ahorro, inversión y fiscalidad. En ella participaron el director de Previsión Social de Towers Watson, Pablo Plaza; la consejera de Mercer, Begoña Benito; el director general de Aon Hewitt, Ramón Vera; y la socia del despacho Cuatrecasas, María Asunción Bauzá. Esta última denunció en su ponencia que el Ejecutivo se encuentra haciendo una reforma encubierta de la PSC que afecta al sector público. Indicó que se inició el pasado 1 de enero cuando entró en vigor el Real Decreto Ley 20/2011, de 30 de noviembre. Concretamente se refirió a que en el artículo 2, apartado 3, se prohíbe a las Administraciones Públicas realizar aportaciones a instrumentos de previsión social destinados a la jubilación de los funcionarios, incluidos los contratos de seguros. Indicó que la medida es preocupante puesto que los planes han quedado modificados y en los presupuestos recientemente presentados se ha establecido que la medida continúe.

LA PENSIÓN DE LOS ABUELOS CONTRIBUYE A LA ESTABILIDAD

La jornada concluyó con una mesa de debate entre políticos compuesta por Carolina España (PP), Isabel López i Chamosa (PSOE), Joan Coscubiela (Izquierda Plural), Carles Campuzano (CiU) y Pedro Quevedo (Coalición Canaria Nueva Canaria).

Entre las ideas lanzadas, el representante de Izquierda Plural hizo hincapié en la importancia del sistema público de pensiones, porque ha servido de soporte de solidaridad. Indicó a su vez que los cambios no tienen que basarse en el envejecimiento, más bien en la escasa capacidad de ahorro y la problemática de que Pymes y autónomos no contraten planes. La diputada del PSOE indicó que el 40,5% de los abuelos garantizan con su pensión que la familia pueda llegar a fin de mes, con lo que ayudan a la estabilidad actual del país, y criticó que con las medidas de copago el Gobierno ha llevado a cabo una reducción de las pensiones.

La representante del PP, finalmente, indicó que la intención del Gobierno es cumplir la ley que obliga a revalorizar las pensiones por la desviación de la inflación. Señaló, también, que después de tanto tiempo finalmente la ley ha establecido una adecuada separación de fuentes.

COMPARTIR