Sin embargo, el grupo continúa siendo, dijo su presidente, “un referente sólido”. Además, reconoció que para el grupo es un buen año, ya que se pondrán en marcha “grandes cambios” enfocados a la innovación. Uno de los  objetivo es centrarse en las áreas geográficas con “un crecimiento alto y estable” como son el Este de Europa y Asía, manteniendo una gestión selectiva.

AÑO DE TRANSFORMACIÓN

Con posterioridad intervino Mario Greco, CEO del grupo desde agosto de 2012. En su exposición reconoció que el pasado ejercicio fue un año de cambios para GENERALI, “un año de transformación para nuestro grupo”, ya que se necesitaba “una fuerte y decisiva reestructuración para recuperar el liderazgo y una posición competitiva”. Con esta finalidad, en enero, se elaboró una estrategia que marcará la actuación hasta 2015.

Los objetivos que se han fijado son: incrementar la rentabilidad; competir con mayor eficiencia a nivel internacional; transparencia y disciplina en el balance, invirtiendo sin tomar riesgos especulativos; ser más eficaces en la generación de caja;  ser menos complejos y  centrarse más en el negocio asegurador, entre otras.  No obstante, Greco afirmó que habrá elementos que no cambiarán, ya que GENERALI es “una marca fuerte bien conocida en todo el mundo, con capacidad técnica y empleados expertos”.

Asimismo, afirmó que no venderán activos salvo que estén convencidos de que “el precio sea correcto”, pues no necesitan “vender de mala manera”.

Otra iniciativa importante es la reorganización del negocio en Italia enfocado a incrementar la competitividad. En esta iniciativa se invertirán 300 millones de euros durante los próximos tres años; con ello prevén potenciar las redes de ventas, así como simplificar la estrategia de marca y la cartera de productos. En ese sentido prevén que, para 2015, las diez marcas con las que están operando en Italia queden integradas en tres: GENERALI, que distribuirá a través de  mediadores; ALLEANZA, que se basará en la producción directa; y GENERTEL, canal alternativo que venderá a través de teléfono, web y bancaseguros.   

Mario Greco recordó, ante los accionistas, los pasos que dieron durante 2012 con el fin de poder abordar 2013 con esperanza. Entre ellos mencionó los cambios que se han realizado dirigidos a  potenciar la estructura de gobierno interno y facilitar mayor transparencia; se trabajó para eliminar la incertidumbre  que existía en relación a los mercados de Centro y Este de Europa; se revisaron los activos de todas las inversiones financieras y en  inmuebles; se elaboró un programa de inversión del negocio en Italia para potenciar las marcas; y también se realizó un “reenfoque”  de  su ‘core business’,  introduciendo un mayor control sobre todo del negocio de Daños.

Antes de finalizar, se mostró optimista ya que, según dijo, se empiezan a ver indicadores de recuperación económica, particularmente en Asia y Estados Unidos; aunque “la situación en Europa sigue siendo débil”.

DATOS SOBRE GENERALI

En la actualidad, GENERALI opera en 60 países, su  volumen de primas llegó en 2012 a los 70.000 millones de euros procedentes de 65 millones de clientes. Por países, la cuota de mercado de los seis primeros fue, en 2011, la siguiente: Republica Checa, el 34,6%; Italia, 17,4%; Hungría, 15,2%; Austria, 15,2%; Alemania, 9,1%; y Francia, 7,2%.

En España, la compañía el volumen de primas facturadas en 2012 se situó en 2.600 millones de euros; cuentan con 2,3 millones de clientes y todo ello llega, prácticamente en su totalidad,  a través sus 5.900 agentes y los 3.900 corredores con los que trabajan.  La aportación de  GENERALI ESPAÑA al grupo es de 3,7%.

El resultado operativo del grupo llegó, en 2012, a los 4.219 millones de euros, lo que representa un incremento del 10,5% respecto a 2011, ejercicio en el que el citado resultado se situó en 3.928 euros. El total de primas ascendió a 69.159 millones de euros, un 3,2% superior a 2011; a este monto, Vida aportó 46.810 millones de euros (lo que supuso un crecimiento del 3,1% respecto al ejercicio anterior) y a través de Daños se recaudaron 22.803 millones de euros (un 3,3% más que en 2011).

El ROE operativo pasó de los 10.800 millones de euros a los 11.900 millones de euros; el objetivo que se han marcado es alcanzar para el 2015 un crecimiento del 13%.