Comenzó la sesión con una mesa redonda sobre este último tema en la que participaron Tomás Alfaro, director de Bancaseguros de AEGON; Juan Cotorruelo, director comercial de BBVA SEGUROS; y Carlos Hernández, subdirector general comercial y miembro del Comité de Dirección de SEGURACAIXA ADESLAS. Los tres coincidieron en que este negocio se desarrollará todavía más en los próximos años; especialmente notoria será su aportación en el negocio de No Vida, algo olvidado por la bancaseguros, más dedicada a Vida. Otro de los aspectos clave será el aumento de la venta ‘no vinculada’ a préstamos; en principio, coincidieron los directivos, esto mejorará el trato con los clientes, la profesionalización y formación del personal y el desarrollo de nuevos productos. 

RED AGENCIAL Y BANCASEGUROS PUEDEN CONVIVIR

En otro orden de cosas, se señaló que en la distribución seguirán participando nuevos canales y que las redes agenciales y la bancaseguros pueden convivir sin problemas. Esto será siempre que las agencias se especialicen y aumenten el valor añadido que el asesoramiento puede ofrecer, además de mejorar una postventa mucho más cercana y resolutiva con un tratamiento adecuado de la solución de los siniestros.

Álvaro Urrutia, coordinador del Departamento de Análisis Estratégico de la Subdirección General de Ordenación del Mercado de Seguros de la DGSFP, habló en su ponencia de Solvencia II. Explicó los problemas suscitados por los requisitos de capital que se exige a las compañías con compromisos a largo plazo y por lo tanto el retraso de la implementación de la Directiva Europea, ahora fijado en el 1 de enero de 2016. Sobre esto, indicó que EIOPA ha querido solucionar el problema de estos requerimientos, que generaban altas volatilidades y requisitos de capital muy altos, recomendando que se produzca un ajuste de la volatilidad.

Respecto al Reaseguro, Urrutia indicó que jugará un papel muy determinante en Solvencia II, pues ayudará a las compañías de seguros a rebajar sus necesidades de capital mediante el incremento de las cesiones, disminuyendo la retención en los contratos proporcionales. En este sentido, indicó que las aseguradoras tendrán que seleccionar reasegurados con los mejores rating.

BAREMO CONSENSUADO

Otro de los temas normativos clave en el sector asegurador es la reforma del Baremo de Autos. Miquel Martín Casals, presidente de la Comisión de Expertos para la Reforma del Sistema de Valoración de Daños y Perjuicios causados por Accidentes de Tráfico, explicó cómo quedará dicho documento y las dificultades que han tenido que superar en referencia a los daños morales, los daños patrimoniales futuros y la falta de tiempo. Señaló que la estructura quedará de esta forma: unas disposiciones generales para posteriormente articular las indemnizaciones por muerte, por lesiones permanentes y por lesiones temporales.

Sobre este asunto habló también Manuel Mascaraque, director de Seguros Generales de UNESPA, quien aseguró que los trabajos en esta Comisión se están llevando a cabo con un gran consenso entre todas las partes. Detalló, por otro lado, el calendario de esta reforma: actualmente se está en la segunda lectura del articulado que finalizará en noviembre; posteriormente, y hasta el 30 de marzo, se llevará a cabo un análisis de impacto; y para mayo de 2014 está previsto el envío del texto a la Junta Consultiva de Seguros.

Entre otras de las propuestas de las aseguradoras para la reforma del Baremo, Mascaraque dijo que sería conveniente pagar menos cuantía por las lesiones menores y más a las mayores. Advirtió también que con la nueva normativa habrá más perjudicados y, por lo tanto, más personas a las que pagar indemnizaciones.

El Congreso se cerró con una ponencia del presidente de Ocopen, Jaime Nieto-Márquez, que vaticinó un aumento de las pensiones privadas, especialmente a partir de que el próximo año cuando la población mayor de 50 años empiece a recibir en casa la llamada ‘foto de las pensiones’, es decir, la pensión previsible que estas personas recibirán una vez que se jubilen. Mencionó que la previsión del gasto de pensiones respecto al Producto Interior Bruto es pasar del actual 7% al 15% en 2060.