Este paso, manifiesta el diario, forma parte de un proceso llamado ‘intercambio’ que “consiste en que residentes que tendrían que adquirir seguros personales o familiares se organicen en grupo para obtener mejores opciones, ya sea a través de sindicatos o comunidades vecinales”. Anderson indicó que sin esta opción, muchas familias trabajadoras tendrían ingresos por encima del nivel de pobreza que exige el sistema MediCal, pero carecerían de recursos para adquirir un seguro privado. La Cámara Baja del Estado debate también otras propuestas para expandir la cobertura del MediCal.

A la espera de la aprobación definitiva de la nueva ley, la opinión en el senado es similar a la del senador demócrata de Sacaramento, Darrell Steinberg, quien manifiesta que “ampliar la cobertura de salud traerá estabilidad a la amplia economía de California, especialmente a los adultos jóvenes, la comunidad latina y los que se autoemplean. Ninguna enfermedad debe forzar a la devastación financiera de los individuos o sus familias", afirmó.