Esta aportación máxima permitirá a los clientes disfrutar de una rebaja fiscal de hasta el 45% o 3.600 euros. Además, de manera adicional, los clientes que realicen una aportación extraordinaria o un traspaso a los planes de Cajamar, hasta el 30 de junio, podrán elegir entre tres opciones: una bonificación dineraria de hasta 5.000 euros, bien en efectivo o bien abonándolo al plan de pensiones; o un depósito de alta remuneración por hasta el doble de la cuantía aportada/traspasada al plan; o un bono para canjear entre un catálogo de artículos.