Respecto al primer trimestre del año, el informe señala que los inversionistas han hecho que la capacidad alcanzara nuevos máximos, por lo que los precios han disminuido. Se añade también que el dinero institucional para el mercado de Florida para los riesgos de viento es un 40% más barato que el año pasado y critica que “no se está valorizando el riesgo de Florida en forma incorrecta, sino que simplemente no tienen los mismos costos de capital y, por lo tanto, sobre una base sólida, se puede cobrar menos por los riesgos de viento en EEUU que el mercado de reaseguro tradicional sobre una base sostenida", recoge BNamericas. Por lo tanto, el cambio de dinámica entre cómo se comporta el mercado y la fijación de los precios genera un amplio debate debido al aumento de la capacidad.

El informe reseña también que el mercado de los riesgos catastróficos ha demostrado que ha dejado la adolescencia para pasara a la edad adulta. Se indica que “estamos viendo que los gestores de activos institucionales conservadores han aceptado en gran medida el riesgo catastrófico como componente de una estrategia de inversión predominante".

Uno de los directivos de la firma, Chi Hum, señala que “la ampliación de la base de inversionistas es sin duda una tendencia positiva a largo plazo, en la medida que aumenta el nivel de capacidad disponible sin hacer que el mercado se vuelva susceptible a un capital inmanejable. Viendo lo que queda del 2013, la capacidad de los mercados alternativos nunca ha sido más competitiva".