Según los datos, el costo total de siniestros y las primas retenidas netas se han posicionado en rubros positivos. Los primeros alcanzaron valores de 464,30 millones en mayo de este año, frente a los 419,6 del pasado año. Por su parte, las primas retenidas aumentaron hasta los 1.036,8 millones de dólares frente a los 902,5 millones de hace un año.

Por su parte, la siniestralidad sobre prima ganada ha descendido un 3,05% y se ha situado en el 63,6% debido a que el costo de las reservas técnicas también se ha reducido.

Finalmente, por compañías aseguradoras, este mercado lo lidera INSUR con el mejor porcentaje de siniestralidad retención con el 5,6%, según datos de Latino Insurance. Le sigue SECREX con el 9,6%, ACE con el 12,9% y, por detrás, PROTECTA y CARDIF con el 15,9% y el 24,3%, respectivamente.