El presidente Mauricio Funes anunció a principios del mes que se trabaja en una propuesta que permita el aumento gradual del pago de interés a los cotizantes de las pensiones y que permita llegar hasta el 3% en 2014. Sin embargo, Carlos Cáceres, ministro de Hacienda, afirmó que se trabaja en hacer una propuesta de llevar el pago de los trabajadores gradualmente para que se mantenga la norma de LIBOR + 0,75% (como es el sistema actualmente, y que en su momento generaba hasta el 6% de interés), pero con un mínimo del 3% de interés y un máximo del 5% “porque no se pueden dejar abiertos los techos porque el dinero público lo pagan los impuestos”, tal y como informa ‘La Prensa’. Según Cáceres, pagar mayor rentabilidad en los próximos años hasta 2014, le significaría al Estado un desembolso de 37 millones de dólares.

Sin embargo, en el cálculo del presidente del BCR, Carlos Acevedo, cada 0,50% adicional que se paga por los 30-40 millones los Certificados de Inversión Provisional (CIP), que las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP) están amarradas por ley a comprar, significaría un desembolso de alrededor de 18 millones al año. Según el funcionario, si se incrementa hasta el 3% el interés, serían como 100 millones anuales sobre los nuevos CIP, pero como eso se pagaría no solo sobre los nuevos, sino sobre el saldo de los nuevos CIP, un acumulado igual se pagaría adicional.

“Si se hiciera a partir de ahora, un aumento de tres puntos sobre los nuevos CIP, en el primer año serían 100 millones, en el segundo, los 100 millones del primer año más los 100 del segundo, en el tercero 300 millones, porque no son solo sobre los nuevos CIP del siguiente año, sino que sobre los CIP de años anteriores a partir del momento en que se hace el cambio”, ejemplificó Acevedo.

CAMBIOS EN LA LEY DE LOS FONDOS DE PENSIÓN

El ministro Cáceres aseguró que se estudia hacer algunas reformas de ley para diversificar los rubros en los que se pueden invertir los fondos de pensión. Entre estos cambios estaría la ley de fondos de inversión, la ley de titularización, la ley del mercado de valores y la misma ley de pensiones.

En este último caso porque se busca que todo salvadoreño que sea cotizante del ISSS, también cotice pensiones, porque hay un diferencial de 100.000 cotizantes del Seguro Social que no reportan cotización en pensiones. “Estamos haciendo un análisis completo que permita combinar entre lo que ya se ha invertido, combinar que se les permita invertir en el exterior”, dijo.