“El pasado año tuvimos un buen crecimiento en nuestras principales unidades de mercado: Australia y Nueva Zelanda, Reino Unido, Europa y Latinoamérica”, indicaba Evelyn Bourke, CEO del grupo. Concretamente, el resultado subyacente en la región Europa-Latinoamérica subió un 10%, hasta, 197 millones (221 millones de euros), mientras que la facturación creció un 7%, hasta 2.870 millones (3.230  millones de euros).

El grupo destaca los “buenos comportamientos” en todas las unidades de negocio de la región, “con un excelente resultado en el negocio dental en España”.