En la mesa de apertura participaron el presidente de la Federación Nacional de Empresas de Reaseguros (Fenaber), Paulo Pereira; el presidente de la CNseg, Marcio Coriolano; el presidente de la Asociación Brasileña de las empresas de corretaje de reveses (Abecor), Roberto Azevedo; el presidente de la Escuela Nacional de Seguros, Robert Bittar; el presidente adjunto de la Agencia Nacional de Salud Suplementaria (ANS), Leandro Fonseca, y el superintendente de Susep, Joaquim Mendanha.



El primero a tener la palabra fue el presidente de Fenaber, anfitrión del evento junto a la CNseg, felicitó a Susep por la iniciativa de crear la Comisión Especial para el desarrollo del mercado de reaseguro, con el objetivo de mejorar las reglas de esa actividad y que, en poco tiempo, acabó con la reserva de mercado y flexibilizó la retención obligatoria del 50% para las aseguradoras, permaneciendo sólo con la preferencia.

En el caso de los reaseguradores admitidos, que responden hoy por el 45% de la capacidad de los reaseguradores admitidos, ofrecida al mercado pueden ser inviabilizadas. El presidente de Fenaber también defendió cambios en la Ley de Seguros -que ya fue aprobada en la Cámara y siguió al Senado- entendiendo que es impertinente en el tratamiento de los grandes riesgos y para los grandes asegurados. Por último, Paulo Pereira informó que envió oficios a Susep solicitando que operadoras de planes de salud y de fondos de pensiones puedan adquirir reaseguro.

Los corredores de reaseguro tienen una expectativa positiva respecto a la economía para los próximos seis meses



El presidente de la Asociación Brasileña de Empresas de Corretaje de Reaseguro (Abecor), Roberto Azevedo, recordó que la entidad lanzó ela semana pasada un trabajo de rating de corredores de reaseguro que, en investigación con esos profesionales, evaluó que la expectativa es que haya una sensible mejora en la economía brasileña en los próximos seis meses.



“El sector asegurador preparado para el próximo ciclo de desarrollo brasileño”

El presidente de CNseg, Marcio Coriolano ha destacado “ la capacidad del sector asegurador de resistir a los ciclos de baja economía y de aprovecharse exponencialmente de los momentos de recuperación”. En su discurso de apertura, afirmó que entre 2008 y 2010, en el auge de la crisis internacional, mientras que el PIB brasileño creció un 4,1% al año, la producción de seguros creció un 8,9% al año en términos reales. El avance que se mantuvo entre 2010 y 2014, cuando hubo "innegable penetración del seguro en los productos y regiones menos desarrolladas", e incluso entre 2015 y 2017, cuando Brasil enfrentó su más profunda recesión, pero el sector avanzó el 2,4% al año, a pesar de la caída de la actividad económica brasileña en el 2%. Y tal resiliencia del seguro, según el presidente de la CNseg, se debe, entre otros factores, a la madurez alcanzada por la sociedad, que vio en el seguro un elemento fundamental de protección contra tiempos difíciles.

Sin embargo, afirmó Coriolano, el sector sólo conseguirá superar el actual nivel del 6% del PIB en nuevo período de desarrollo de los fundamentos económicos en Brasil. Y cuando eso sucede, dijo, el sector estará preparado, con sus 1,2 billón de reales activos, que lo colocan como uno de los más poderosos inversores institucionales del país. Por último, aprovechó para manifestar la posición de la Confederación en relación a la posibilidad de contratación directa de reaseguro por operadoras de planes de salud y fondos de pensiones.