En su información, el diario apunta que la decisión de Bruselas de respaldar al organismo español –personándose en el proceso como amicus curiae- se debe a que considera que las sentencias de la Audiencia Nacional se contradicen con distintos precedentes de los tribunales comunitarios en prácticas restrictivas y con la normativa europea en materia de seguros. En los próximos días se presentará por parte de los servicios jurídicos de la Comisión un escrito de alegaciones para defender su postura.

'El Economista' remarca que es la primera vez que la Dirección General de Competencia del Ejecutivo comunitario interviene como amicus curiae en España en un proceso de estas características.

La Comisión Nacional de la Competencia acordó en 2009 sancionar a ASEFA, MAPFRE EMPRESAS/MAPFRE RE, CASER, SWISS RE, SCOR y MUNICH RE con multas que en total suman 120,73 millones de euros, “por la realización de un acuerdo de cártel de fijación de precios mínimos en el seguro de Decenal de Daños a la edificación en España durante los años 2002-2007”.

Posteriormente, como informábamos a principios de año, la Audiencia Nacional anuló dichas sanciones al entender que las compañías no pactaron el precio del seguro Decenal de edificaciones, aunque sí mantuvieron contactos. Estos, no obstante, iban encaminados a fijar una prima de riesgo, pero no una prima comercial, tal como defendían las propias entidades ante la CNC, que no tuvo en cuenta estos argumentos.