El desempeño en la región está impulsado principalmente por los desarrollos en Brasil y México, que en conjunto representan casi el 75% del mercado, explica el informe de SWISS RE. El crecimiento de las primas registradas en Brasil se han reducido del 6,3% en 2016 al 1,2% en 2017, debido a la fuerte disminución de Vida Gerador de Benefícios Livres (VGBL), tras el descenso de los tipos de interés. En México se estima una caída más pronunciada, del 12% al 1,0%; el crecimiento en 2016 fue inusualmente alto debido a los cambios en los procedimientos contables derivados de la recientemente introducida ley tipo Solvencia II.

Por otro lado, en Argentina las tasas de crecimiento real siguen estando afectadas por la elevada inflación, con una contracción de las primas de vida del 6,3% en términos reales, pero con un crecimiento nominal del 18%.  En Colombia, el crecimiento se desaceleró al 5,6% (2016: un 9,9%) debido a la menor demanda de ahorro productos relacionados.

"En nuestra opinión, se espera que la demanda de seguros de Vida en la región mejore en 2018 y 2019 a medida que la economía también se vaya impulsando", remarca el informe. Asimismo, se informa que la penetración del seguro de vida (excluidas las pensiones) así como los productos relacionados en la región sigue siendo baja y la mejora de la renta per cápita debería aumentar la demanda de seguros. Por otro lado, se remarca que varios mercados tienen menor inversión de las administradoras de fondos de pensiones, en un esfuerzo por impulsar la demanda de servicios a largo plazo y ayudar a hacer frente a los riesgos de longevidad.

Por último, se matiza que el "uso adecuado de la política monetaria ayudaría a disminuir la volatilidad macroeconómica y financiera, preservando el valor de las monedas locales y el apoyo a la demanda de productos de seguros de Vida".