“Aunque estamos atravesando un contexto económico complejo, confiamos en nuestra capacidad para seguir impulsando nuestro negocio en los próximos años. Nuestro modelo de negocio basado en la diversificación y la calidad del servicio, así como en la integración en la cadena de valor de nuestros socios y el beneficio mutuo nos ayudará a consolidar nuestra posición de líder y de entidad de referencia en la protección de pagos en el mercado español”, afirma Ignacio Sáinz de Medrano, director general de la entidad.

BNP PARIBAS CARDIF destaca el buen comportamiento, con un crecimiento del 25% en el último año, del volumen de negocio a través del el sector de automoción en España. Al respecto, recuerda su reciente acuerdo con Honda para la distribución de seguros de Protección de Pagos en su red de concesionarios de automóviles.

A nivel mundial, BNP PARIBAS CARDIF ha obtenido una cifra de negocio de 23.300 millones de euros, con un beneficio neto antes de impuesto en 476 millones de euros.