Así, la firma ofrece un servicio para que los clientes “sientan que sus compañías se preocupan por la eficiencia energética, el consumo responsable y el ahorro de costes”, valores por los que BMG Services apuesta.

Además, se da la circunstancia de que actualmente los precios para obtener la certificación energética oscilan entre 80 y 450 euros, de modo que BMG Services ha decidido ofrecer a las aseguradoras “un servicio fiable que responda a las necesidades del sector”. De acuerdo con Eric Rivas, director comercial de BMG, “la ventaja para las aseguradoras si contratan nuestro servicio es que pueden ofrecer un valor añadido a sus asegurados dentro de la póliza del hogar”. Según Rivas, “BMG pretende homologar el precio, ajustando costes a los asegurados”. La entidad cuenta con una red de técnicos titulados en todo el país para poder realizar este servicio.

Principales ventajas

- BMG pretende centralizar el servicio y homogeneizar el precio, porque, según su opinión, “hoy en día hay muchas ofertas y no hay rigor ni criterios establecidos a la hora de valorarlas”.

- Asegura calidad a sus clientes porque responde de forma ágil y además realiza un seguimiento del servicio a lo largo del tiempo.

- Si algún cliente está interesado en mejorar la eficiencia energética de su vivienda optimizando el ahorro (por ejemplo en el caso de una caldera, ventanas, etc.), BMG se encarga de gestionar el presupuesto, suministro, colocación e instalación.

- El certificado de eficiencia se enmarca en un plan de eficiencia energética, por el que BMG Services está desarrollando una web para que sus asegurados puedan introducir la información de elementos de sus viviendas que provoquen fallos y el mismo programa les informará del estado de estos elementos.