Con esta operación, la entidad española ha obtenido una plusvalía neta de aproximadamente 263 millones de euros (343,2 millones de dólares), según comunicó el banco a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

La venta fue anunciada el 24 de diciembre del año pasado, y es fruto de la revisión estratégica por parte del banco español de sus unidades de pensiones latinoamericanas, al no considerarlas negocio 'core', según fuentes del banco. En el marco de esa estrategia, la entidad vendió también en noviembre pasado su gestora de pensiones mexicana, y en febrero pasado anunció la venta de su participación en la chilena PROVIDA a METLIFE.