Respecto al compromiso del banco por reducir las comisiones una vez se complete la adquisición, Solís Soberón reconoce que se aplicará en dos partes. “La comisión de 1.10% aplicará primero para los trabajadores que se encontraban afiliados a AFORE BANCOMER, mientras que para los cuentahabientes de XXI BANORTE surgirá efecto una vez que se consolide la fusión, que prevemos se concrete durante el primer trimestre de 2013”. A su juicio, al final, los poco más de 12 millones de trabajadores que tienen sus cuentas en BANORTE y los 4,47 millones de BANCOMER se verán beneficiados con esta adquisición, “de la que serán informados a través de sus estados de cuenta impresos y electrónicos”. No descartó que durante el siguiente año más trabajadores se adhieran a AFORE XXI BANORTE, ya que se ubicará “como la segunda con el cobro de comisiones más baja en el mercado”.

COMPARTIR