En concreto, disminuyen las ganancias semestrales tanto de ILC, que controla CONSALUD, (-45,22% interanual, hasta 29.891 millones/59,57 millones de dólares), como de Cruz Blanca -dueña de la Isapre del mismo nombre- (-57,58%, hasta 5.298 millones/10,55 millones).

Así, los resultados de la industria, los análisis razonados y los informes de las corredurías apuntan como una de las principales razones de este escenario negativo a la frecuencia de uso en las Isapres, según informa Diario Financiero’. Para Jason Barratt, analista de Bice Inversiones, “las Isapres mostraron altos niveles de siniestralidad en general, debido a los mayores precios cobrados por los prestadores de servicios de salud (Clínicas) y por un aumento en los costos de las licencias médicas de los beneficiarios, como lo explican las mismas compañías”, comenta.

PREVISIONES

Sobre sus estimaciones para el futuro, el analista considera que “Chile está en un proceso de aumentar su gasto en salud considerablemente. De hecho, proyectamos que se debiese duplicar de aquí a 2018 y todo eso está afectando a las Isapres”. Si bien, sostiene que “probablemente debiéramos ver una mejora en la siniestralidad, especialmente hacia finales de año, por un tema estacional donde hay un menor uso de licencias médicas y gastos asociados a enfermedades en ese período. Y a su vez, la frecuencia de uso se está percibiendo para los próximos meses un poco más baja”.