En la nueva entidad, MAPFRE ostenta el 50,1% del capital y  Bankinter, el 49,9%  restante. La gestión técnica y  dirección de la nueva entidad corresponderá a MAPFRE, mientras que Bankinter será responsable de la gestión comercial, según la información facilitada.