El producto, según explica el banco, está orientado a “clientes conservadores, con un perfil de riesgo bajo y que deseen mantener su inversión a medio/largo plazo”. En ese sentido, el fondo cuenta con una doble garantía: la de Bankinter y la del propio activo de la cartera, ya que el fondo estará invertido en su totalidad en deuda del Estado, “lo que permitirá al cliente aprovecharse de los altos tipos de interés actuales para obtener una interesante rentabilidad fija garantizada”, se aclara.

El periodo de suscripción de este fondo de pensiones estará abierto hasta el próximo 16 de julio, siendo su vencimiento el 31 de enero de 2022. El límite mínimo para contratar este fondo de pensiones se ha establecido en 100 euros, no existiendo máximo en las aportaciones de los clientes.

COMPARTIR