Resaltó además, que las consultas cualitativas y cuantitativas que ha realizado la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas (CNSF) han sido positivas para la aplicación de este modelo. Matiza también que gracias a ellas han podido valorar el impacto que podría tener la normativa, en especial en referencia al capital, del que asegura “contar con el suficiente para la implementación”, según recoge El Economista.

DIFÍCIL PROCESO DE IMPLEMENTACIÓN

Sin embargo, sí ha manifestado que el proceso será complicado para las pequeñas compañías, puesto que algunas no contarán con el suficiente capital y tendrán que salirse del mercado o unirse a otra aseguradora. En este sentido, BANAMEX no estaría interesado, por el momento en tener alguna fusión, puesto que la CNSF tiene entre sus objetivos la generación de competitividad en el mercado.

En relación a la transparencia exigida, indicó que las compañías deben ser claras con la información que presentan a los asegurados, como en la póliza, puesto que se incluyen términos que la mayoría de los usuarios desconocen, reconoce.

Por último, añade con referencia al seguro obligatorio para circular en las carreteras federales que es un paso adelante en la búsqueda de generar conciencia de aseguramiento en México. “La ley de cobertura obligatoria de daños a terceros va a ayudar a incrementar la penetración del seguro. Cuando obligas a las personas a tener un seguro, se dan cuenta de los beneficios que tiene por este ahorro y se animan a comprar otro tipo de seguros”.