El propio Climent valora la gestión realizada, ya que supone “una mejora en el rendimiento del Colegio, al mismo tiempo que se han mejorado y aumentado los servicios y ha apuntado que la base de una buena gestión es siempre la transparencia”.

El balance final se presentará en la próxima Asamblea General. El tesorero, Antonio Serna, anticipa que los números serán “muy positivos”, gracias a “una impecable gestión de todas las Áreas integrantes del Colegio y con el seguimiento mensual de las cuentas del Colegio, no cabe que surjan desviaciones en los presupuestos anuales contables aprobados en la última Asamblea”.

Tras los resultados, Serna elaborará los presupuestos contables para este año con la premisa de obtener el punto de equilibrio y así poder controlar, analizar y estudiar la evolución de los resultados periódicamente.

COMPARTIR