El grupo de Bermudas ha visto empeorar su ratio combinado hasta el 97,2%, frente al 95,3% de un año antes. Solo en el segundo trimestre del año, dicho ratio se elevó al 102,2% (96,9% en el segundo trimestre de 2015).

En cuanto a la facturación, el total de ingresos del grupo se redujo en un 2% para el conjunto de los seis primeros meses del año, sumando 1.943 millones (1.767 millones de euros).