Se trata de la nueva división del grupo dedicada a las grandes líneas comerciales de daños materiales y responsabilidad civil tanto como los riesgos de especialidades.

La nueva división se llamará AXA XL y operará bajo la marca principal AXA. Su oferta se articulará en torno a tres líneas principales:

  • XL INSURANCE, que incluirá la operación de seguros de XL GROUP y AXA Corporate Solutions. También incluirá XL ART & LIFESTYLE, la combinación entre la división FINE ART & SPECIE DE XL CATLIN y AXA ART.
  • XL REINSURANCE, que incorporará la operación de reaseguros de XL GROUP.
  • XL Risk Consulting, que incorporará AXA MATRIX y la división de Property Risk Engineering GAPS de XL GROUP.

Además, el principal sindicato de Lloyd's seguirá conociéndose como XL Catlin Syndicate 2003.

Bajo la marca AXA, explican que la nueva oferta presentará una propuesta a clientes y corredores a través del mundo y generará valor a largo plazo para los accionistas del grupo asegurador francés. "Nos complace enormemente poder anunciar otro importante hito en el proceso de planificación de la integración con XL GROUP, tras el cual AXA se convertirá en la aseguradora mundial #1 de líneas comerciales de daños materiales y responsabilidad civil. Bajo esta nueva marca y denominación común, me emociona ver la futura creación de AXA XL, una división basada en la cultura común de ambas compañías la cual gira entorno a las personas, la excelencia operativa y la innovación. La unión de estos atributos nos colocará en una posición ideal para establecer un liderazgo de marca aún más sólido y ofrecer un valor único a nuestros clientes", afirma Thomas Buberl, CEO de AXA.

Por su parte Greg Hendrick, actual presidente y Chief Operating Officer de XL GROUP, quien se convertirá en CEO de AXA XL, así como miembro del comité directivo del grupo galo tras el cierre de la operación, ha reconocido "la oportunidad que tenemos de tomar la combinación única de elementos que hacen que XL sea un éxito: nuestro talento, nuestro enfoque, nuestras herramientas, e incorporarlos a la familia AXA. Seremos más fuertes juntos y seremos ambiciosos. Seguiremos teniendo al cliente y a los corredores como prioridad en nuestro trabajo, sin perder de vista nuestro principal objetivo: el futuro del riesgo y las soluciones necesarias para avanzar".

Se prevé que el cierre de la compra se produzca a lo largo del segundo semestre de 2018, siempre y cuando se cumplan las condiciones legales necesarias, entre las que se incluye el visto bueno de las autoridades reguladoras, aún pendiente.