Este hotel de cinco estrellas está situado en el Port Olímpic de Barcelona, cuenta con 241 habitaciones, cuatro zonas de restauración, un spa y un centro de 'fitness'. La división inmobiliaria del grupo galo lo compró en 2009 al Grupo Preyco 44 y alcanzó un acuerdo con Accor para llevar a cabo la gestión del establecimiento. La transacción se realizó en torno a los 65 millones de euros.

Fuentes del mercado destacan que la operación de venta corresponde al proceso habitual de salida de los fondos de inversión, una vez alcanzado el horizonte de rentabilidad fijado. Destacan, asimismo, que el volumen de ocupación e ingresos del establecimiento hotelero son elevados.