Cuando se tienen que enfrentar a una contingencia, explicó la directiva mediante un comunicado, los empresarios no cuentan con capital para reinvertir, lo que los obliga a cerrar la empresa. Según las cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), la aseguradora cuenta que las pequeñas y medianas empresas suman un 98% de las compañías instaladas en México y generan siete de cada 10 empleos formales, con una derrama económica que representa 52% del Producto Interno Bruto (PIB).

Por ello, destacó que cada vez con más asiduidad las pymes que se enfrentan a un incidente tienen un 50% de probabilidades que sea por daños a sus oficinas e instalaciones ocasionados por distintos factores, y un 36% de probabilidades de enfrentarse a un robo. Adicionalmente, un 14% deriva de incidentes con clientes o trabajadores donde requieran ejercer una cobertura de responsabilidad civil.

Estos imprevistos, además del costo directamente generado por los daños, tienen impactos adicionales como la baja de productividad y pérdida de ingresos, aunado al pago de gastos fijos tales como renta o salario, este tipo de pérdidas y gastos asociados al incidente pueden ser respaldados por un seguro, mencionó. "Es claro que las pymes son uno de los motores más importantes de la economía nacional, por lo que es necesario que les ofrezcamos mejores condiciones para su desarrollo para promover un país más próspero y competitivo", comentó.

Según indicó AXA SEGUROS desde 2010 se han desarrollado de una serie de soluciones específicas que permitirán a los pequeños y medianos negocios contar con un respaldo para el manejo de sus riesgos. "Sabemos que este segmento requiere de una respuesta rápida ante las contingencias; por eso diseñamos Planprotege, el cual integra diferentes paquetes de coberturas especialmente creadas para proteger a una pymes de acuerdo a sus características", explicó.