AXA anunció ayer el lanzamiento de una campaña de planes pensiones con la que premiará a sus clientes con cheques regalo por aportaciones o traspasos realizados hasta el 15 de julio de este año. La entidad matiza que las bonificaciones pueden destinarse a reinversiones en el propio plan o para el pago de otro seguro que el cliente desee contratar.

Dependiendo de los tramos de aportaciones o traspasos, el cheque tendrá una cuantía de entre el 0,5% y el 1% del capital, siendo el tope máximo de 1.000 euros. Las cuantías de los cheques serán las siguientes: para operaciones desde 5.000 a 9.999 euros, el 0,5%; desde 10.000 a 29.999 euros, el 0,75%; y para más de 30.000 euros, el 1%.

Sobre la nueva campaña, el director de Vida, Pensiones y Servicios Financieros de AXA, Luis María Sáez de Jáuregui, resalta la posibilidad de “poder ofrecer a los clientes incentivos para fomentar el ahorro y la previsión en planes, algo fundamental en momentos de incertidumbre económica como los actuales”. “Hemos querido -añade- que nuestros clientes puedan optar, con libertad, entre reinvertir el cheque en su plan de pensiones o EPSV o destinar la bonificación a cualquier otro seguro que ofrece AXA”.