Más concretamente, la unidad de Vida y Ahorro registra unas ganancias subyacentes de 1.534 millones, un 12% más, mientras que en No Vida el resultado semestral mejora un 10%, contribuyendo con 1.128 millones. En este sentido, el ratio combinado fue del 97,5%, lo que supone una bajada de 1,1 puntos.

Además, los ingresos totales del grupo superaron los 50.000 millones, un 4% más, gracias al crecimiento en todas las líneas de negocio.

“Hemos tenido un sólido rendimiento en el primer semestre de 2013, manteniendo la solidez financiera”, valora Henri de Castries, presidente y CEO del grupo. “Nuestras operaciones de Vida y Ahorro tuvieron un buen desempeño, impulsadas por un fuerte aumento de las ventas y las entradas netas, así como una mejora significativa en el resultado de las operaciones en Estados Unidos. El negocio de Seguros Generales también presenta crecimientos con un ratio combinado mejorad. En Gestión de Activos continuó la tendencia positiva de entradas netas”.

De Castries reseña, además, “el sólido momento de ganancias y el alto nivel en mercados de alto crecimiento, al tiempo que continuamos aumentando los resultados en los mercados maduros”.