El anuncio lo realizó ayer durante su Día del Inversor, en el que ha presentado la revisión de los objetivos financieros para el año 2020.

De este modo, se ha marcado ahora como meta lograr un incremento anual compuesto de entre el 14% y el 16% de su ROE, por encima de la anterior horquilla de entre el 12% y el 14%. Asimismo, ha confirmado su expectativa de lograr un crecimiento anual compuesto hasta 2020 de entre el 3% y el 7% de su beneficio por acción durante el mismo periodo de tiempo, mientras que ha incrementado su ratio de 'payout' a un rango de entre el 50% y el 60%, frente a la anterior horquilla de entre el 45% y el 55%.

Además, el nuevo rango objetivo estimado para el ratio de Solvencia II se fija en el 170%-220%, en comparación al 170%-230% de la anterior previsión. En este sentido, el grupo anuncia un nuevo patrón de actualizado para la recompra de acciones, dotándose de flexibilidad adicional, incluso dentro del rango objetivo de Solvencia II.

Gran salto en el perfil del grupo

“Hemos dado un gran salto al cambiar el perfil del grupo completando la adquisición de XL GROUP”, ha declarado Thomas Buberl, consejero delegado. “La simplificación del grupo está ofreciendo unos fuertes resultados operativos y nuestras iniciativas transformadoras están mejorando el ya de por sí nuestro atractivo perfil”, ha añadido.

Sobre la revisión alza de los objetivos, ha comentado: “Los avances logrados en la transformación del perfil del grupo, junto con nuestra confianza en la continuidad de un sólido desempeño operativo en todas las regiones geográficas, nos ha llevado a revisar nuestra política de gestión de capital, aumentando notablemente nuestro rango de distribución de dividendos y reduciendo el límite superior de rango objetivo de ratio de Solvencia II. Estos cambios demuestran nuestro compromiso con la creación de valor sostenible para nuestros accionistas”.

AXA XL se pone como meta un ratio combinado del 95%

Para la nueva unidad de AXA XL, los objetivos establecidos para 2020 es lograr un ratio combinado del 95%, asumiendo una siniestralidad normalizada por catástrofes naturales de 4 puntos porcentuales. Así, las ganancias subyacentes se esperan en 1.400 millones de dólares (1.237 millones de euros) en 2020, si la carga por catástrofes está en el rango normal estimado. 

Además, se esperan incrementar la sinergias anuales hasta 500 millones (442 millones de euros), frente a los 400 millones (353 millones de euros) anteriormente estimados.