“2013 arrancó con buen pie, con un rendimiento de primera línea en todas las líneas de negocio y la redistribución ágil de capitales hacia los mercados de alto crecimiento y el negocio directo”, comenta Denis Duverne, viceconsejero delegado del grupo. “En Vida y Ahorro –detalla- cambiamos aún más nuestro mix de negocio hacia productos de mayor margen, mientras que las tendencias de precios y la disciplina de suscripción continuaron en No Vida. El cambio de nuestro negocio de gestión de activos sigue avanzando con un nuevo trimestre, el segundo, con flujos netos positivos tanto en AXA Investment Managers como AllianceBernstein, para un total de más de 8.000 millones de euros.

En este primer trimestre, añade Duverne, AXA ha continuado con una “gestión activa de la asignación de capital para acelerar el desarrollo en mercados de alto crecimiento con la creación de valor desde las desinversiones en mercados maduros”. En este sentido, recuerda, se ha anunciado la venta del negocio de Vida cerrado en Estados Unidos, la venta de una participación mayoritaria en AXA Private Equity y la adquisición de la china TIAN PING, que reafirmar a AXA “como la mayor aseguradora internacional de No Vida en Asia sin considerar Japón y nos posiciona como la mayor aseguradora de No Vida extranjera en China”, destaca el directivo. 

AXA BUSCA CONGELAR SU FONDO DE PENSIONES EN REINO UNIDO

AXA estudia congelar su fondo de pensiones de prestación definida en Reino Unido, dotado con 3.280 millones de libras (3.881 millones de euros) y que ha ido cerrando a nuevos miembros empleados desde 2003, según ha indicado un portavoz de la compañía del que se ha hecho eco Business Insurance. Como requiere la normativa del país, el grupo está iniciando un período de consultas con los empleados en mayo y junio, y la decisión final se tomará en julio, según una carta enviada a los empleados. “La gente está viviendo más tiempo, los retornos de la inversión son más débiles y el coste de las pensiones está aumentando rápidamente”, se puede leer en la carta enviada a los empleados en febrero. “Además de los costes actuales de los beneficios de financiación, la empresa es responsable de pagar el déficit actual en la sección de base de datos de más de 1.000 millones de libras (1.187 millones de euros)”.

El plan de pensiones del grupo en Reino Unido reportó un déficit de 1.040 millones de libras (1.230 millones de euros) a 31 de marzo de 2012, principalmente debido a un aumento de los pasivos de pensiones y las hipótesis de la longevidad, según el último informe anual correspondiente al año finalizado el 31 de marzo de 2012. Como resultado, se llevó a cabo un plan de recuperación en el que AXA contribuiría con un aporte adicional de 77 millones (91,13 millones de euros) al año a partir de este ejercicio y que será aumentado poco a poco a 137 millones anuales (132,14 millones de euros) en el año 2022 para ayudar a cerrar la brecha.

En un correo electrónico, el portavoz añadió: “Al igual que muchas otras empresas que tenemos ante nosotros, estamos proponiendo que el sistema se cierre, a la espera de otros 60 días de consulta. ... Esto nos permite armonizar los planes de pensiones de una manera más justa a través de nuestra base de empleados y asegurarnos de que todos los empleados tienen acceso a los fondos de pensiones a largo plazo”.