El “rigor técnico” en la gestión del negocio de No Vida queda demostrado en una nueva mejora en el ratio combinado de No Vida, que baja hasta el 94,7% (95,5% en 2011 y 96,5% en 2010), con un ratio de siniestralidad que se redujo el pasado año en 1,1 puntos, hasta el 70,4%, y con una reducción de los gastos totales (sin siniestralidad) en 14,6 millones de euros, situando el ratio de gastos en el 24,3%. El foco en los criterios de rentabilidad en Vida se refleja en un incremento del 118% del valor de nuevo negocio, por la mejora tanto del mix de negocio (mayor peso de Vida Protección) como de las hipótesis técnicas.

El beneficio neto se situó en 150,3 millones, un 13,5% menos, mientras que el resultado operativo fue de 141,7 millones, tras un descenso del 12,3% que se explica principalmente por el menor resultado financiero. El margen de solvencia sube hasta el 156,5% -lo que demuestra “la fortaleza de nuestro balance y la eficiencia de muestra gestión”, según apuntó Rignault- y los activos propios gestionados aumentaron un 3,3%.

En cuanto a los ingresos, el volumen de primas quedó en 2.540,1 millones, lo que representa un descenso en el año del 8,5%, debido principalmente al proceso de saneamiento de la cartera (era “necesario”, afirmó el directivo); a la reducción de la prima media, como consecuencia de un menor grado de aseguramiento por la crisis económica, especialmente en Empresas y Autos; y a la apuesta por la comercialización de productos bajo criterios de rentabilidad y no de volumen, como Vida Riesgo.

En cuanto a inversiones, los responsables de la compañía señalaron que se han mantenido las posiciones en deuda soberana española.

NUNCA ANTES EL ASESORAMIENTO AL CLIENTE HABÍA SIDO MÁS EVIDENTE

Así con todo, AXA ESPAÑA supone un 3% del negocio del grupo en todo el mundo y un 3% de los beneficios. Los resultados de 2012, remarcó Rignault, han estado “en línea con los objetivos y expectativas del grupo”. Y todo ello, apostilló, sin precisar de ayudas públicas ni “aseguradora mala”.

El directivo destacó, además, que el modelo de negocio de AXA es el “adecuado”, no solo por los resultados obtenidos, sino por cómo se han logrado, en referencia a la “equilibrada” distribución del negocio por redes. Así, 1.401 millones (el 55,2% del total) corresponden a la red exclusiva, y 1.139 millones (44,8%) a redes no exclusivas. En este punto, remarcó que en 2012 “hemos trabajado en la especialización y profesionalización de nuestras redes” y afirmó que la crisis actual evidencia, más que nunca, la necesidad de un asesoramiento personal y de una red de profesionales enfocada al cliente. “Debemos dejar claro a los clientes que las aseguradoras no somos bancos, somos socios a largo plazo y debemos encargarnos de garantizar su protección, su salud, su jubilación y su patrimonio”, añadió.

CRECER Y PROTEGER EL RESULTADO TÉCNICO

De cara a este año, AXA ESPAÑA se ha fijado como objetivos prioritarios, por un lado, el incremento del volumen de negocio, para lo que la compañía se centrará en el aumento de las ventas y de la red comercial, que se verá incrementada en 500 nuevos puestos de trabajo. Como ya adelantó hace unas semanas el propio Rignault, en una de sus primeras comparecencias públicas, se quiere impulsar este año líneas estratégicas como Salud y Protección, y dar más peso a Empresas, especialmente en redes exclusivas. Además se potenciará la venta cruzada; actualmente cuentan con un ratio de pólizas/cliente de 1,76, cuanto dicho indicador en el conjunto del grupo está en más de tres pólizas por cliente. Asimismo, se pondrá en marcha un plan de retención de clientes, y se mejorará la eficiencia. La aseguradora cuenta actualmente con alrededor de 5,9 millones de pólizas y algo más de 3 millones de clientes.

Por otro lado, junto a este objetivo de crecimiento, la aseguradora también quiere seguir este año garantizando el resultado técnico y mantener la optimización del gasto. “Nuestra ambición es proteger el resultado técnico. Debemos seguir mejorando el ratio combinado”, reseñó.

Asimismo, Rignault apuntó a la apuesta por lo que denominó ‘digital business’. El objetivo es que en 2015 un 25% de la nueva producción se capte a través actividad vinculada a este tipo de negocio. “El ‘digital business’ es una palanca clave. Es una invitación sana al cambio. No es una amenaza para otros canales. El cliente es el que demanda y está cambiado. El ‘digital business ’es una manera de modernizar los canales tradicionales”, aseveró el directivo.

Al respecto, Juan Manuel Castro, director general de la entidad y director del Área de Distribución y Ventas, apuntó que con esta apuesta digital “no queremos cambiar nuestro actual modelo de negocio. Queremos evolucionar junto con los mediadores en la ‘reinventación’, en el ‘rejuvenecimiento’, de la distribución”. “Hemos definido -detalló- un marco multiacceso, no solo en la compra, sino en los servicios y en el contacto con la compañía. Queremos tener una convivencia compartida con nuestros mediadores en este tema”.

DIRECT SEGUROS

Junto a las cuentas de AXA ESPAÑA, también se dieron a conocer los resultados de DIRECT SEGUROS en 2012, ejercicio que cerró con un volumen de negocio de 197 millones, con un aumento del 3,5% con respecto al año anterior. Este incremento se debe fundamentalmente a la fusión de con la entidad del grupo que gestiona el negocio de directo en Portugal, SEGURO DIRECTO GERE. Aislando este efecto, el negocio en España ha descendido en un 6.1%., si bien, matizan fuentes de la entidad, “la cartera de clientes de DIRECT SEGUROS en España continúa estable”.

El beneficio neto de la entidad se situó en 20,5 millones (un 48,5% más). Su ratio combinado mejoró desde el 97,5% de 2011 al 93,7% al término del pasado año.