AVIVA ha anunciado la venta de su negocio de Vida y Pensiones y de gestión de patrimonios en Australia a National Australia Bank, por un importe total de 925 millones de dólares australianos (535 millones de euros). El grupo británico explica que su estrategia se enfoca hacia mercados de crecimiento en Asia donde sea posible alcanzar posiciones de liderazgo; considera difícil alcanzar dicha posición en el mercado australiano en un futuro próximo, por lo que ha considerado la venta. En la actualidad, AVIVA era la novena aseguradora de la clasificación de Vida de Australia.

“La operación –remarca Andrew Moss, consejero delegado de AVIVA- representa un excelente valor para nuestros accionistas de alrededor de 16 veces las ganancias netas en 2008 y demuestra el valor subyacente del negocio. Nos da una mayor flexibilidad financiera y podemos reorientar el capital hacia otros mercados en los que esperamos tener mejores rendimientos para nuestros accionistas en los próximos años”.

En 2008, AVIVA AUSTRALIA contribuyó al grupo con un beneficio neto de 28 millones de libras (33,15 millones de euros) y unos activos de 335 millones (396,7 millones de euros). Se espera concluir la operación en el tercer trimestre del presente año.