Así figura en el informe financiero anual de la entidad financiera, auditado por Deloitte y remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), del que se hace eco 'Europa Press'.

El 3 de octubre de 2012, el grupo asegurador pidió dicho arbitraje, argumentando el incumplimiento de los acuerdos como consecuencia de la suscripción, por parte del FROB, del 93,16% de NCG Banco, que entonces ya integraba a la antigua caja.

De la cifra total reclamada, 56 millones son en concepto de indemnización y el resto por el precio de la adquisición del 50% de CXG AVIVA que realizó en su día el grupo británico.