El volumen de negocio ha alcanzado 694 millones, un 13% menos (debido al enfoque en rentabilidad y menor consumo de capital), correspondiendo de esta cifra 571 millones a primas emitidas (-16%), y 123 millones a aportaciones a planes de pensiones, que reflejan un aumento del 6% interanual. La aseguradora detalla que todos estos datos son, en términos homogéneos, de consolidación una vez producida la salida de ASEVAL el pasado mes de abril. En la actualidad, la compañía gestiona en España activos por valor de 9.143 millones, que incluye los correspondientes a fondos de pensiones, seguros de Vida y fondos de inversión.

A pesar del difícil entorno, todas las compañías de bancaseguros arrojan crecimientos significativos frente a 2012. Además, se destaca el crecimiento del 53% de  AVIVA VIDA Y PENSIONES, hasta 5,5 millones de beneficio en este semestre. La estrategia del grupo, según avanza, “es seguir centrados en las líneas de negocio de mayor generación de rentabilidad, la mejora de eficiencia  y la constante innovación que nos permita responder de forma óptima a las necesidades de nuestros clientes y distribuidores”.

En cuanto a los resultados mundiales del grupo, el beneficio después de impuestos fue de 776 millones de libras (923 millones de euros), en contraste con las pérdidas de 624 millones de libras (743 millones) del año pasado