El grupo británico recuerda que, tras la venta de su participación del 50% de PELAYO VIDA a SANTALUCÍA, "esta transacción completa la retirada de AVIVA del mercado (español)".



La operación está sujeta a aprobaciones regulatorias y antimonopolio y se espera que finalice en el cuarto trimestre de 2018.