“Nuestra colaboración con ESIC y la SCJ ha demostrado ser muy satisfactoria para todas las partes y nuestro compromiso se mantiene firme como el primer día. Apoyar  proyectos de este tipo son fundamentales para conseguir la mejora social y económica de los más desfavorecidos”, ha afirmado Ignacio Izquierdo, consejero delegado de AVIVA, con motivo de este aniversario.

Los microcréditos, cuyo índice de devolución se sitúa en el 98%, se conceden sin garantías patrimoniales y a interés cero, y su importe oscila entre los 200 y los 1.000 euros. Hasta ahora, la fundación ha concedido en Ecuador 274 microcréditos en Bahía de Caráquez y 66 microcréditos en Quito por un importe de 95.300 euros. En Camerún, ha otorgado 11 microcréditos por un importe de 9.150 euros.

Además de los microcréditos, la fundación ha donado 20.300 euros para edificar una casa de acogida para estudiantes sin recursos en Bahía de Caráquez y 52.000 euros para la construcción de una maternidad en Kisangani.

COMPARTIR