Ignacio Izquierdo, consejero delegado de AVIVA ESPAÑA, desmembró las cifras en nuestro país, donde la aseguradora “ha tenido un papel destacado. Por quinto año consecutivo, hemos tenido récord en beneficio y hemos mantenido el dividendo. El negocio español presenta resistencia y solidez con unos resultados destacados en un mercado complejo marcado por la situación económica”, señaló.

Así, el beneficio antes de impuestos se ha situado en 253,4 millones de euros, un 8% más, gracias a una estrategia enfocada en las líneas de negocio más rentables y de menor consumo de capital, lo que supone que “en un difícil entorno económico continuamos creciendo” y que España continúa siendo uno de los mercados más importantes para el grupo, suponiendo un 11% de contribución del beneficio operativo en 2012. Por su parte, el beneficio neto creció un 5%, hasta 179 millones, pese a las pérdidas de 3.050 millones de libras (3.499 millones de euros) del grupo a nivel global por la venta de su negocio en Estados Unidos.

En cuanto al volumen de negocio, se situó en 1.764 millones de euros, correspondiendo 1.365 millones a primas emitidas y 399 millones a aportaciones de pensiones. El total de activos y recursos gestionados, aunque cae un 2%, se mantiene en 13.885 millones de euros, y se resalta la muy fuerte posición de solvencia que mejora en 55 puntos al pasar del 164% al 219% del patrimonio de cobertura, “lo que refleja una cifra importante”, por la mejora de los mercados financieros y la gestión eficiente del capital. En cuanto a la distribución de dividendo, aunque con 2 millones menos que en 2011, se mantiene en 146 millones de euros. El total de gastos de la compañía ascendió a 31 millones de euros, nueve de ellos derivados de los costes por póliza.

ATENTOS A LAS OPORTUNIDADES

Del total de los 13.885 millones de euros de recursos, AVIVA gestiona activos en renta fija por valor de 11.911 millones, de los que 9.284 millones corresponden a activos en renta fija española, lo que la convierte en uno de los principales inversores institucionales en deuda española. “España es un mercado fundamental para el grupo”, reiteró Izquierdo, que concretó que todas las cifras incluyen ASEVAL “ya que su venta se acordó en diciembre y se completará en 2013, cuando se reciban las autorizaciones pertinentes en los próximos meses, previsiblemente en abril”, apuntó.

En referencia a la venta de su participación en ASEVAL (ahora integrada en Bankia) por 608 millones de euros (no incluidos en los resultados de 2012), se matizó que supondrá una reducción del negocio de entre el 30% y el 40% el próximo año. No obstante, la compañía continuará gestionando las pólizas en los próximos doce meses sin registrar ningún beneficio por ello, hasta que las asuma Bankia, “aunque ASEVAL tendrá que pagar por ese trabajo”.

En el negocio de bancaseguros, AVIVA ha alcanzado en España un volumen de negocio de 1.537 millones de euros y continúa distribuyendo sus seguros a través de acuerdos con Unicaja Banco (UNICORP VIDA), BMN (CAJA GRANADA VIDA y CAJAMURCIA VIDA), Novagalicia Banco (CXG AVIVA) y Banco CEISS (CAJA ESPAÑA VIDA). Si bien, con Caixa Galicia, entidad con la que también distribuía seguros a través de su red antes de su integración en NCG Banco y a la que reclama 300 millones de euros esperan lograr un acuerdo similar al de Bankia, con la que al final alcanzaron un acuerdo sin necesidad de llegar al arbitrio.

AVIVA ESPAÑA ha destacado que “es muy probable que surjan oportunidades en el futuro” ya que la reordenación bancaria no ha finalizado, y AVIVA estará muy atenta a ellas, “pero desde la tranquilidad de que el tamaño y la posición del grupo es buena, lo que evita urgencias o prisas”. Además, para Angulo “el negocio asegurador va a ser clave en el sector bancario y se ha mostrado abierta a todas las posibilidades dentro de un proceso de reestructuración financiera en España todavía en marcha”.

AVIVA VIDA Y PENSIONES ha alcanzado en 2012 una cifra de ventas de 205 millones de euros. Además, el pasado ejercicio ha supuesto a su vez la integración de PELAYO VIDA en el GRUPO AVIVA, acometiendo con éxito el proceso de integración de esta compañía. “Dicho éxito se ha visto facilitado por el trabajo llevado a cabo junto con PELATO MUTUA, en plena sintonía sobre el futuro de la compañía”, matiza la aseguradora.

ENTRADA EN SAREB

El consejero delegado anunció además la entrada de la aseguradora en Sareb, con una inversión de unos cinco o seis millones de euros, “o quizás más”, ya que la operación se ha tratado la semana pasada y puede estar ocurriendo en estos momentos, “en diversas carteras”. Según alegó, la compañía ha estado “estudiando y analizando la operación” ya que hasta ahora había “mucha incertidumbre respecto a la inversión en ciertas carteras” y una vez aclarados esos matices se ha decidido invertir “como invertimos en cualquier otro activo”.

Izquierdo ha subrayado el claro papel inversor de AVIVA en renta fija en España, lo que demuestra la apuesta y confianza en el mercado español, y ha recalcado sobre este tema que en España, después de mucho tiempo, se está dando una recuperación de la confianza inversora extranjera en el país. “Hay muchos y muy buenos indicios de que eso ya está empezando a suceder y que está creciendo en interés. Se está viendo en el bono y en la subasta que el inversor está volviendo. AVIVA se planteará cualquier proyecto inversor y lo va a analizar siempre”.

Preguntado por una posible entrada de AVIVA ESPAÑA en el negocio de No vida, Izquierdo indicó que “miraremos las oportunidades del mercado dentro de la bancaseguros ya que es nuestro core-business en otros países, como Reino Unido, Francia o Italia. Todo se contemplará”.

PRIORIDADES PARA 2013

El director de bancaseguros, David Angulo, ha explicado, finalmente, que el objetivo de la empresa en España es el mismo que en todos los países (“crecer y generar 'cash flow' positivo”) y ha matizado que el negocio en España “no tiene más presión que el del resto de países, sino que seguirá con la misma política”. Angulo ha señalado que las pérdidas que ha registrado el grupo en todo el mundo han hecho que se haya reducido el dividendo de 2012 y que los directivos no recibirán bonus este año, “ya que estas partidas deben estar en línea con las necesidades del grupo y nuestros accionistas”. Para 2013, la aseguradora espera lograr flujos de efectivo “con la idea de pagar dividendos y también reinvertir parte de los beneficios”; también quiere superar el objetivo de los 400 millones de libras (458,3 millones de euros) en ahorro de costes; y aumentar el valor de los nuevos negocios de vida así como el ratio operativo combinado con los negocios de seguros generales.

Además, AVIVA buscará la simplificación, tratando de presentar unas métricas más sencillas y claras, desarrollar la estrategia de clientes y completar el programa de salida de mercados no estratégicos ("Reino Unido, Francia, Italia, España y Canadá son los países en los que nos centraremos para generar cash flow").

En líneas generales, el año pasado ha estado marcado para el GRUPO AVIVA por la reducción de los ingresos de aproximadamente un 4% (“aunque el resultado operativo sigue siendo resistente”), “con dos noticias negativas: las pérdidas de 3.050 millones de libras (3.499 millones de euros) frente al beneficio neto de 60 millones (68,8 millones de euros) -por la venta del negocio en Estados Unidos a la situación de endeudamiento del grupo-, por lo que se toma la decisión de reducir el dividendo en línea con las necesidades del grupo y nuestros accionistas, lo que supone que los directivos no recibirán bonus”; y las pérdidas y ganancias en tres áreas: un mayor enfoque en los negocios rentables (se reducen las inversiones en Estados Unidos, el acuerdo por ASEVAL y la venta de negocios en Rusia).