El análisis muestra que cerca del 70% de los daños surgen de diez causas de siniestros y la mayor causa individual identificada es la embarrancada de barcos, lo que refleja el elevado valor de los riesgos navieros modernos, seguida por los incendios y los accidentes aéreos. AGCS ha analizado 11.427 reclamaciones procedentes de 148 países, con un valor total de más de 21.500 millones de euros, registrados entre los años de ocurrencia, 2009 y 2013, cada uno de ellos con un valor total después de franquicias de al menos 100.000 euros, incluidas todas sus líneas de negocio tradicionales (excepto Allianz Risk Transfer). Todas las cifras de reclamaciones mencionadas son al 100%, ya que además de la participación de AGCS se incluyen las participaciones de coaseguradoras y excluyen la franquicia (es decir, representan el pago total efectuado). “Aunque las pérdidas analizadas no son representativas del sector en su conjunto, indican claramente los principales riesgos que predominan en los seguros para empresas”, recuerda la aseguradora.

“En 2013, según datos sectoriales, los veinte siniestros mayores declarados en todo el sector de seguros ascendieron a unos 5.900 millones de euros, sin tener en cuenta aquellos causados por catástrofes naturales. Los incidentes del sector del petróleo y gas dominan estos grandes siniestros de 2013, con el 40% del total, mientras que los incendios y/o las explosiones fueron responsables de ocho de los veinte siniestros principales o, aproximadamente 2.900 millones de euros, casi la mitad de la factura total de siniestros”, explica la filial de ALLIANZ, quien en su análisis del periodo 2009-2013 también confirma “los elevados siniestros observados en el sector del petróleo y del gas, que es el responsable del mayor volumen de daños asegurados, por término medio 20,8 millones de euros, más de diez veces el importe medio de los siniestros declarados en este análisis, 1,9 millones de euros”.

El grupo asegurador destaca la creciente importancia del lucro (BI en sus siglas en inglés) cesante por la interrupción del negocio como consecuencia de siniestros en Seguros de Daños, “amplificada por las ajustadas cadenas de suministro y la fabricación globalizada”. Y como muestra de ello un dato: el coste medio de los siniestros por lucro cesante es de 997.602 euros es un 32% más alto que el valor del siniestro medio por daños materiales (755.198 euros).

Por último, en Riesgos Emergentes, AGCS detalla que “la tecnología, el crecimiento económico, el cambio climático, los cambios sociales y el rápido desarrollo del marco jurídico y normativo están afectando de forma negativa al riesgo y dificultan las reclamaciones de seguros, especialmente por el cambio de los riesgos tangibles, como daños por incendios, a los riesgos intangibles, como el riesgo de reputación o los daños en la cadena de suministro”. En los seguros y reclamaciones de daños sobre el patrimonio industrial, “el aumento de las probabilidades de siniestros por catástrofes naturales y el cambio climático, el incremento de la complejidad y la interconectividad de los riesgos, especialmente para la BI, y la importancia creciente de las amenazas cibernéticas estarán entre las tendencias de riesgos emergentes más importantes que hay que seguir de cerca”. Asimismo, la aseguradora advierte de que “la acumulación de riesgos es un problema importante para los riesgos cibernéticos y uno de los grandes problemas del sector de seguros” y que “un solo virus o un apagón en la infraestructura de red podrían afectar potencialmente a sectores enteros o a muchas compañías de diferentes sectores”.

Para ver o descargar el Global Claims Review 2014 de AGCS, visite: https://www.agcs.allianz.com/assets/PDFs/Reports/AGCS-Global-Claims-Review-2014.pdf
Atlas 2013
Atlas 2014