Además, el análisis ha detectado los contratiempos más frecuentes que llevan a los conductores españoles a necesitar la asistencia de su seguro: averías mecánicas (79%), neumáticos (10%), accidentes (9%), llaves (1%) y robo (1%). Los problemas en el arranque (51%) y la batería (48%) suponen la casi totalidad de los fallos por averías mecánicas, mientras que dentro del grupo de neumáticos, los principales motivos son pinchazos (80%) y reventones de ruedas (20%).

Respecto a los accidentes, las colisiones entre vehículos (59%) y las salidas de vía (15%) son algunas de las causas principales, mientras que la pérdida de llaves y los daños por intento de robo del vehículo suponen un pequeño porcentaje (2%) del total de llamadas a la grúa.