Un año después de que las partes implicadas en el incendio del Edificio Windsor (Ason, Deloitte, Prosegur, Picadillo Alcarreño S.L y sus respectivas aseguradoras) presentarab sus demandas de responsabilidad civil, el juicio no sólo no ha comenzado sino que, además, todavía está por decidir el juzgado competente para estudiar el asunto, según la información que publica hoy La Gaceta de los Negocios.

De acuerdo a esta información, de los siete juzgados para estudiar el caso, el magistrado del juzgado Nº 58, que era el competente para decidir si acumulaba los procesos, dictó un auto por el que rechazaba tal petición y se lo remitía al del 18. El juzgado argumentó que no hay identidad de  partes y no existe la misma causa de pedir.

Ahora, la decisión está en manos del juzgado 18 que, según La Gaceta, se pronunciará en los próximos meses. El resto de jueces implicados han parado la tramitación del incendio a la espera de lo que decida su compañero.