Para la directora interina del Banco Mundial para la Salud, Nutrición y Población, Nicole Klingen, “cualquiera que sea el camino elegido por los países, los seguros de Salud universales son cruciales para evitar que las personas se empobrezcan debido a una enfermedad y para darles a todos la oportunidad de vivir una vida más saludable y productiva, más allá de la capacidad de pago”.

Añade el Banco Mundial que en América Latina hay numerosas formas de implementar estos servicios y casi se podría decir que en cada país hay un modelo diferente, aunque los estudios indican que el objetivo universal compartido es que la atención de calidad llegue a las poblaciones más pobres y excluidas.
 

COMPARTIR