Según confirma José Ramón Mariátegui, presidente de MARIÁTEGUI JLT CORREDORES DE SEGUROS, las mejoras en los niveles de ingreso y el consiguiente incremento de la clase media en el país están generando una mayor demanda por seguros personales, principalmente vehiculares y de asistencia médica, informa el diario ‘Gestión’. A su parecer, estos dos ramos seguirán impulsando el dinamismo del sector asegurador este año y los venideros: “Una mayor clase media significa más autos y más demanda por servicios de salud; entonces por ahí vendrá el crecimiento en los próximos años”, apuntó.

En el segmento de empresas, lo que más creció fueron las primas de seguros para la construcción (28%) e incendios (13%), concretó Mariátegui. En cambio, las ventas de productos de aseguramiento vinculados a la actividad minera decrecieron. “Por ejemplo, los seguros de Rotura de Maquinaria y los de Todo Riesgo Equipo de contratistas cayeron, ambos, 11%. Eso se debe a una menor actividad minera y a una disminución de los precios de los metales, que ha reducido los ingresos de ese sector”, agregó.

Para Giulio Valz-Gen, gerente general de CONTACTO CORREDORES DE SEGUROS, Perú aún tiene gran potencial pues la penetración de seguros solo representa el 1,5% del PBI local, por debajo de los indicadores de otros países de la región que van del 3,5% al 4,5%. En Autos, por ejemplo, las primas de los seguros sumaban 655 millones de soles (229 millones de dólares) al cierre de julio, cifra que los convierte en el participante más importante no solo en el ramo de riesgos generales, sino en todo el mercado.