Volviendo al ejemplo, precisó Ayllón, “no puede ser que para reparar una pieza el tiempo estimado de mano de obra esté entre una y tres horas: el tiempo en el que se puede reparar una pieza es uno”. Estos mismos expertos, utilizando un prototipo de IRE, obtuvieron unos tiempos de reparación muy aproximados al promedio de los tiempos que habían dado inicialmente de forma individual.

ESTÁNDARES DE REPARACIÓN

Tal y como explicó Javier Velasco, director general de Audatex España, este nuevo programa se basa en estándares de reparación 100% demostrables y objetivos (el grupo procesa anualmente más de 100 millones de siniestros) y es capaz de asignar de forma automática los tiempos y materiales necesarios para cada una de las fases de reparación del vehículo.

Con IRE, subrayó el directivo, las figuras del taller y del perito encuentran “un punto de equilibrio”, puesto que “supone la estandarización completa de una reparación, sin criterios subjetivos por ninguna de las dos partes que puedan condicionar la valoración final, lo que revierte, sin duda, en una mejor gestión, mayores ahorros y mayor eficiencia, porque la ineficiencia es la que lastra la competitividad”.

“Esto es algo que ahora mismo, salvo nosotros, nadie más puede hacer”, aseveró Velasco, para quien IRE viene a “quitar ineficacias al sistema”: se mejora la gestión, reduciéndose los tiempos de negociación provocados por la diferencia de pareceres entre el perito y el taller y se logran valoraciones más fiables. En todo caso, precisó, “es una herramienta para profesionales, complementaria, que no sustituye la pericia de los talleres ni de los peritos”. Y, aunque Velasco afirmó que “hay peritos de todas las opiniones”, desde los que creen que les quita trabajo a los que manifiestan que se lo facilita, gracias a los “baremos objetivos” que incluye el IRE se ahorran una media de “siete minutos en cada peritación” y pueden tomar decisiones más rápidas que también ahorran tiempo al taller en su negociación con la aseguradora. Por su parte, los talleres ganan en fiabilidad y pueden optar a conseguir más encargos de la compañía de seguros, especialmente las reparaciones más sencillas. Para la aseguradora, la estandarización ayuda a una mayor precisión en las valoraciones y, en definitiva, a una reducción de costes. “Esta herramienta da transparencia en todo el proceso de reparación, que es fundamental”, argumentó.

UN AÑO DE RODAJE

La presentación ante la prensa española del viernes ha supuesto el lanzamiento en primicia de este producto, antes incluso de que se presente al mercado. Tras España, llegará su lanzamiento en el resto de mercados. No es, zanjó Velasco, un proyecto beta ni piloto y sí un producto que ya se comercializa “tras tres años de desarrollo y uno de rodaje de test en la calle” y que cuenta, como punto de partida, con una importante base documentada de modelos de turismos, todoterrenos y pequeños vehículos industriales.

La elección de España no es casual: en Madrid se encuentra uno de los centros de I+D+i que tiene Solera en todo el mundo. Es, insistió Velasco, este centro, en el que trabajan unas 85 personas, uno de los más productivos del grupo.

Precisamente, la fuerte inversión en innovación es una de las características del grupo Solera, que “ha invertido, desde el inicio de la crisis, más de 300 millones de euros”. “Somos líderes por nuestra capacidad de innovar. Poca gente invierte en innovación lo que nosotros invertimos”, remarcó el directivo. Este estimador inteligente, patente del grupo, es el resultado del trabajo realizado por el Solera Technology Center (STC) en colaboración con 25 centros de investigación de aseguradoras.

ASÍ FUNCIONA IRE
Fuente: Audatex

Fundamentos:

- Diagnóstico para la reparación de las principales piezas exteriores del vehículo: influencia del material con el que está construida la pieza; dónde se encuentra el daño dentro de la pieza; qué piezas están próximas a la dañada; qué herramienta es la más adecuada para reparar; todos estos estudios y análisis son realizados por centros de investigación especializados, distribuidos por todo el mundo.

- Convertir en fórmulas matemáticas los resultados de múltiples experiencias.

- Creación del software para usar esas fórmulas de manera sencilla e intuitiva.

Cómo funciona:

1. Se revisan los daños sobre el vehículo.
2. Se accede al IRE, estimador de daños.
3. Se dibujan los daños en las piezas sobre el propio gráfico, detallando las características del mismo.
4. Cálculo de los resultados. El IRE valora qué piezas hay que cambiar y/o reparar (y si interesa económicamente más una u otra), cuánto se tarda en cambiarlas o repararlas (según baremo propio de Audatex) y cuánto se tarda en pintarlas (según baremos de Centro Zaragoza y/o Cesvimap).

Acceso a vídeo sobre IRE